Servir

Sirve en la comunidad, en la Misión o en Covenant.

Nuestra iglesia no es un edificio, sino un cuerpo de creyentes en humilde servicio a los demás. Cuando servimos permitimos que otras personas perciban un poco del amor incondicional de Dios.